28
May

EL NECRONOMICON POLITICO – EL NARCISISMO POLITICO

Por: Enrique Villarreal Ramos

El trastorno de personalidad narcisista es una alteración de la conducta más común de lo que se cree, y pese a que puede alcanzar grados extremos (patologías como sociopatías o psicopatías), muchas personas ignoran que la padecen, y no está vinculada con posición socioeconómica o ámbito particular.
Según se sabe, en la mitología griega Narciso era un joven de gran belleza, que fue castigado por los dioses debido a que rechazó a innumerables doncellas (dada su incapacidad de amar a otro que no sea a sí mismo), y es condenado a enamorarse de su propia imagen reflejada en la superficie de una fuente hasta que se arroja a ella (o que muere al no dejar de mirarse y desatender sus necesidades básicas), y se convierte en una bella flor, el narciso. Así, el narcisismo se refiere a personas con un gran ego, soberbias, egoístas, con excesiva autoconfianza, posee un interés obsesivo en sí mismo, y se propone metas, a menudo fantasiosas de éxito, poder, dinero, belleza y amor. También se caracteriza por estar convencido de que es superior a los demás, los menosprecia, y con precaria empatía en las relaciones sociales, pero necesita de admiración constante. Es de difícil trato, es iracundo cuando se le critica, y suele ser rencoroso y vengativas.

Conforme se puede constatar, el narcisista se puede encontrar, no sólo en el medio artístico y deportivo, sino en el laboral, familiar, no se diga en el político. La historia ha sido testigo de grandes narcisistas: Calígula, Hitler… y en el siglo XXI, Donald Trump, y en México, Andrés Manuel López Obrador.
Continuará

Una persona con este trastorno puede: Reaccionar a la crítica con sentimientos de rabia, vergüenza o humillación. Aprovecharse de otros para lograr sus propias metas. Tener sentimientos excesivos de egocentrismo. Exagerar sus logros y talentos. Estar preocupada con fantasías de éxito, poder, belleza, inteligencia o amor ideal. Tener expectativas irracionales de tratamiento favorable. Requerir atención y admiración constantes. Menospreciar los sentimientos de otros y tener poca capacidad para sentir empatía. Tener un interés obsesivo en sí misma. Perseguir principalmente metas egoístas

500 a 1,500 caracteres

The following two tabs change content below.

Enrique Villarreal Ramos

Ultimos artículos deEnrique Villarreal Ramos (ver todo)